La historia Hilada

¡Hola! Te doy la bienvenida a este pequeño proyecto virtual.

Estoy segura de que no nos conocemos, ya que esta página tiene muy poco tiempo de vida, así que encantada de conocernos, o más bien, de que tu me quieras conocer.

Primero de nada, me presento, mi nombre es María y soy de un pueblo de Andalucía. Aunque no vivo allí, ni paro mucho tiempo en un mismo sitio, porque me encanta viajar. Otras pasiones que practico son la tecnología, escribir, las manualidades y los caballos. Esas pasiones me han llevado a estar hoy, aquí presentándome.

Yo crecí rodeada de telas e hilos por todas partes. Cuando era pequeña me ponían a quitar hilvanes, a veces yo pedía las agujas y la lana para hacer punto y otras el bastidor para hacer punto de cruz, la máquina de coser como es normal, no me la dejaron porque era muy chica.

Tengo miles de momentos en mi mente, viendo como se retiraba todo de la mesa grande del salón, para poner la tela y los patrones, como se medía, como se hilvanaba, como se hacían las pruebas y finalmente se pasaba por la máquina de coser.

Tengo también recuerdos muy graciosos. Como cuando mi padre tenía que sentarse en el sofá de casa con mucho cuidado, porque de vez en cuando se perdía algún alfiler.

Aun habiendo crecido viendo como  a mi casa venían las amigas de mi madre y mi abuela y se confeccionaban todo tipo de prendas, cortinas o incluso cuadros de decoración. He pasado mucho tiempo alejada de eso. Creyendo que era del pasado, creyendo que coser lo hacían las antiguas porque no quedaba más remedio.

Hasta que un día, me descubro mirando precios de una maquina de coser, porque no hago más que pensar lo divertido y gratificante que sería hacer mi propia ropa o decorar mi casa.

Total, que aquí me tienen, feliz y escribiendo parte de mi aventura costurera, de como la vida me alejo de las telas, para que me diese cuenta que lo llevo en las venas.

Y tú ¿me cuentas como es tu historia con la costura? También puedes decirme de que te gustaría saber o hacerme cualquier pregunta, que si esta en mi la respuesta, contestaré encantada.